919101755 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

Cómo quitar la puerta del horno: paso a paso

24 diciembre 2021

Saber cómo quitar la puerta del horno puede marcar una gran diferencia al momento de afrontar desperfectos con tus electrodomésticos. Es por esta razón que hemos querido crear esta pequeña guía, para que aprendas paso a paso cómo debes hacer para conseguir un buen resultado y no cometer errores que terminen por perjudicar más que beneficiar.

De todas maneras, nuestra primera recomendación es siempre acudir a un experto en reparación de hornos, para así evitar que los problemas empeoren y asegurar la pronta resolución de estos. En SobreSeguro contamos con un equipo de profesionales que estarán encantados de atenderte y ayudarte a encontrar las soluciones que necesitas.

También queremos recordarte que, si bien estas instrucciones han sido proporcionadas por nuestros expertos, debes saber que al realizar estas modificaciones lo haces bajo tu propia responsabilidad y que podrías no obtener las mejoras que buscas.

Dicho esto ¡manos a la obra!

Cómo funciona la puerta del horno

Cambiar la puerta del horno puede ser una de las mejores maneras de solucionar los típicos problemas relacionados a las fugas de calor y al consumo energético de nuestro aparato. Por suerte para ti, este proceso no es particularmente complicado de abordar.

Para recuperar la óptima funcionalidad procederemos a remover la puerta. Por supuesto, procura que el horno esté desconectado de la corriente y que se encuentre totalmente frío, para así evitar accidentes.

Abre la puerta y localiza las bisagras. Estas se encuentran ubicadas en las esquinas inferiores derecha e izquierda, y debería ser bastante fácil identificarlas.

Aquí vienen un par de complicaciones, ya que cada fabricante toma su propio camino a la hora de elaborar sus puertas. Lo más común es que las bisagras tengan un seguro que te permitirá bloquearlas, aunque también existe la posibilidad de que debas hacerlo manualmente, mediante la inserción de un clavo o tornillo en la cavidad habilitada para ello.

Cuando las bisagras estén bloqueadas, sujeta firmemente la puerta y levántala hasta que se desencaje del horno. Para colocar la nueva puerta, tan solo repite el proceso a la inversa.

Si estas instrucciones te han resultado confusas o no te acabas de ver logrando el resultado que esperas, no dudes en ponerte en contacto con nuestro servicio técnico.

Tanto quitar como poner la puerta del horno son tareas relativamente sencillas, sobre todo si te gusta andar de manitas por tu hogar. Eso sí, si deseas adquirir un nuevo producto, te invitamos a que leas nuestro artículo en el que te enseñamos qué horno comprar.

Cómo cambiar las bisagras de la puerta del horno

Una buena noticia es que, para solucionar tus inconvenientes, no será necesario que aprendas cómo desmontar un horno por completo. En este caso, aprender a cambiar las bisagras te bastará para rejuvenecer tu electrodoméstico y así prolongar su vida útil por unos cuantos años más.

Lo primero que debemos saber es que el hermetismo es crucial para aprovechar bien la energía eléctrica y mantener la temperatura deseada. Si la puerta del horno no funciona bien, esto puede estar sucediendo porque se ha descalibrado.

La buena noticia es que, si es necesario calibrar, tal vez solo requieras cambiar las bisagras.

Anteriormente ya te explicamos dónde se localizan estas piezas. Para reemplazarlas tendrás que repetir todos los pasos previos y quitar la puerta, lo que te permitirá remover las bisagras de forma relativamente sencilla.

Quita los tornillos que mantienen fijas las bisagras y reemplázalas por un producto homologado. Posteriormente, vuelve a colocar la puerta en su lugar y comprueba que la apertura y el cierre se realizan con normalidad.

Recuerda que en SobreSeguro contamos con un servicio técnico avalado por las mejores marcas del mercado y que somos la mejor alternativa para aquellos productos cuyas garantías han expirado.

Otras fallas que pueden requerir desarmar la puerta del horno

Todavía nos queda por revisar brevemente otro tipo de fallos que también involucran las puertas del horno y que podrían traerte uno que otro dolor de cabeza. Por suerte, sigue siendo una tarea tan sencilla como quitar un horno de su lugar y volver a ponerlo.

Otro caso en el que podrías requerir quitar la puerta es cuando se acumula mucha suciedad en su superficie y esta comienza a generar olores desagradables en su interior.

Para solucionar esto puedes optar por quitar la puerta y así realizar una limpieza minuciosa en todos sus rincones. Puedes aplicar diferentes productos de limpieza, dejar en remojo, pasar una esponja o trapos húmedos, y secar con cuidado antes de volver a colocar en su posición.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda para ti y que hayas aprendido a quitar la puerta del horno sin mayores inconvenientes. Te deseamos mucha suerte y recuerda ¡estamos aquí si nos necesitas!