932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

¿Qué hacer cuando las placas de inducción tienen problemas?

17 febrero 2021

Una de las maneras más cómodas de cocinar nuestros alimentos es a través de las placas de inducción. Su funcionamiento eficiente permite no solo alcanzar temperaturas con mayor rapidez y precisión, sino que también ahorrar un montón en términos energéticos. Pero ¿qué podemos hacer cuando las placas de inducción tienen problemas?

Y es que al igual que cualquier otro aparato electrónico de nuestro hogar, este tipo de productos están expuestos a una serie de averías que pueden perjudicar su normal uso. Es por esto que tendrás que estar atento a las diferentes señales de desgaste o deterioro que esta pueda manifestar en el día a día.

Nuestra primera recomendación es que, ante el menor indicio de avería, te pongas en contacto con un equipo profesional de reparación de placas de inducción como el que tiene para ti SobreSeguro. De esta manera evitarás mayores inconvenientes, así como poner en riesgo tu integridad física durante el cocinado.

Dicho esto, a continuación te ayudaremos a entender cómo funcionan las placas de inducción y cuáles son los desperfectos que mayor presencia tienen en estas. ¡Vamos a ello!

Los problemas más comunes de las placas de inducción

En términos generales, las placas de inducción son productos bastante resistentes al paso del tiempo y no suelen presentar grandes averías. De hecho, los problemas más comunes con los que te encontrarás serán con los arañazos y las roturas en tu placa, elementos que no necesariamente evitan el normal funcionamiento de estas.

Es importante destacar que si la rotura de la placa está cerca de las zonas de calor y no en una esquina, deberás ponerte en contacto cuanto antes con un profesional. La mala noticia aquí es que el cristal es posiblemente la pieza más cara a la hora de encontrar sustituto, así que mucho cuidado con los golpes accidentales.

Por otro lado nos encontramos con una serie de problemas relativos a la funcionalidad del producto. Hay ocasiones en que notarás que tu placa de inducción no enciende o que, al hacerlo, provoca que salten los plomos.

En el primer caso lo más común es que se trate de algún sensor estropeado en la zona interior de la placa o que el recipiente en el que vayamos a cocinar no cuente con una superficie de ferromagnética de contacto.

En el segundo caso, deberemos echar un ojo a las conexiones de alimentación y revisar que los cables estén en óptimas condiciones. También es posible que el módulo de potencia o de control se hayan estropeado, lo cual requerirá la intervención de un experto.

Otro de los inconvenientes que nuestros clientes suelen tener guarda relación con el ruido generado por la placa. Si bien estos electrodomésticos, al igual que otros, generan un ligero zumbido mientras funcionan, lo normal es que este no sea muy alto y que pase desapercibido. Si no es así, enciende tus alarmas.

Finalmente queremos hacer mención a un desperfecto que resulta sumamente frustrante y que ocurre cuando las placas de inducción no calientan. En estos casos, podemos estar frente a problemas en el fuego que no funciona, en la placa electrónica, en el conmutador o en el circuito eléctrico.

¿Por qué la placa de inducción se enciende y se apaga?

Si en tu caso la placa de inducción se enciende y se apaga, podrías estar frente a un problema tanto en el módulo de control como en el módulo de potencia.

Básicamente nos encontramos frente a una situación en la cual la placa de inducción es incapaz de detectar los elementos que se colocan sobre ella, ocasionando ese pagado automático que tienen incorporado para seguridad del usuario.

¿Cómo evitar otras averías de las placas de inducción?

Como te habrás dado cuenta, gran parte de las averías en placas de inducción que te hemos presentado aparecen de manera espontánea y tienen que ver mucho más con el paso del tiempo que con el cuidado que les das.

Sin embargo, existen algunos aspectos que puedes tener en consideración para reducir las posibilidades de que sufras inconvenientes. Lo primero y más importante será tener cuidado con las prisas y evitar que algún cazo o sartén golpee la superficie de la placa al resbalar de tus manos.

Maneras para hacer el mantenimiento de las placas de inducción

El único método real que existe para evitar averías, es realizar un ligero mantenimiento en nuestras placas de inducción.

Desde el primer momento en que esta se instale en tu casa, deberás cuidar que su conducto de ventilación quede bien ubicado y así evitar que el aire caliente pueda deteriorar las piezas que la componen.

Dicho esto, un mantenimiento efectivo será limpiar de manera regular las rejillas de ventilación y cuidar que nada obstruya el flujo del aire.

Esperamos que este artículo sea de ayuda para ti y que puedas solucionar cuanto antes los problemas en tus placas de inducción.