932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

¿Tienes una nueva nevera y no sabes cuál es su temperatura ideal?

14 diciembre 2020

A pesar de que el frigorífico ha pasado a ser un elemento central en los hogares modernos, son pocos los usuarios que realmente conocen las configuraciones adecuadas para estos. Es por esto que en este artículo te ayudaremos a descubrir cuál es la temperatura ideal de tu nevera y que así utilices de la mejor manera posible tu aparato.

Lo primero que debemos aclarar es que estos parámetros pueden variar en función de lo que cada fabricante especifique en sus manuales de uso. Sin embargo, la información que te daremos aplica a la mayoría de los frigoríficos y, como poco, te servirá para lograr una correcta conservación de tus alimentos.

Recuerda que si tienes problemas a la hora de configurar la temperatura de tu nevera, lo mejor que puedes hacer es consultar con un servicio técnico para las neveras como el que ofrecemos en Sobre Seguro. De esta manera podrás encontrar una solución rápida y segura a cualquier tipo de avería y sacar el máximo provecho a tu electrodoméstico.

¿Hay una temperatura ideal en el frigorífico?

Sí, hay una temperatura ideal en el frigorífico. Lo que pasa es que esta puede variar en función de lo que almacenes en su interior, siendo un factor para el nivel del frío tanto la naturaleza de los alimentos como la cantidad que quieras conservar.

Por lo tanto, el principal parámetro para determinar la correcta configuración de la temperatura en tu nevera serán los alimentos almacenados.

Mucha gente comete el error de pensar que, mientras más frío haya en su frigorífico, mejor se conservarán los alimentos. Este tipo de uso no tiene justificación alguna, puesto que el frío excesivo también podría dañar tu comida.

La mayoría de los expertos, e incluso los propios fabricantes, coinciden en que una temperatura adecuada para la nevera está entre los 3 y los 5 grados centígrados.

En el caso de que tengas mucha comida guardada o estés pasando por un caluroso verano, será necesario aumentar la potencia del frigorífico, por lo que bajar la temperatura a 3 grados sería lo ideal.

Por el contrario, si estás en pleno invierno o tus provisiones mensuales se han vuelto escasas, situar la temperatura en 5 grados será la mejor de las decisiones.

¿Cómo uso la rueda de mi nevera?

En el punto anterior hemos hablado directamente de grados centígrados, puesto que los aparatos modernos suelen venir con una pantalla digital que ayuda a elegir la temperatura de forma rápida y precisa.

Sin embargo, es posible que tu electrodoméstico ya tenga unos cuantos años y que cuente con una rueda.

La rueda de temperatura en nevera suele tener números del 1 al 5 a su alrededor, los cuales te ayudarán a identificar los grados dentro de los que te estás moviendo. Por lo tanto, no deberías tener problemas en seguir las instrucciones que te hemos dado en el punto anterior.

¿Hay una temperatura óptima para la nevera?

Como ya hemos visto anteriormente, la temperatura óptima de tu nevera variará en función de diferentes elementos como la cantidad de comida almacenada o la época del año en la que te encuentres.

Sin embargo, también es importante hacer una mención del congelador y su particular uso, el cual se regirá bajo otras normas.

La temperatura ideal para acabar con bacterias y microbios presentes en los alimentos se encuentra en los 25 grados bajo cero. Actualmente no todos los congeladores domésticos alcanzan estos niveles de frío, por lo que nuestra mejor alternativa es conocer las temperaturas más fiables según el tipo de alimento que almacenemos en su interior.

Si vas a guardar pescado, este debe congelarse a 20 grados bajo cero y mantenerse así por un mínimo de 24 horas. Por el contrario, las carnes requerirán tan solo 18 grados bajo cero y mantenerse así por un período de 72 horas.

Para no complicarte más de la cuenta, puedes dejar el congelador en 18 grados bajo cero y asegurarte de que tus alimentos, tanto pescado como carne, se mantengan congelados un mínimo de 5 días antes de su consumo.

Recuerda que la mala configuración de la temperatura es uno de los motivos por los que se hace hielo en la pared de la nevera, así que seguir estos consejos te dará más beneficios de los que crees.

Al final ¿A qué temperatura tiene que estar la nevera?

Sabemos que te hemos dado un montón de información y que tal vez todavía no tengas del todo claro a qué temperatura tiene que estar la nevera.

En conclusión, el congelador debería mantenerse a unos 18 grados bajo cero y el frigorífico a unos 4 grados. Con estas configuraciones no deberías tener problemas en ninguna época del año y además conservarás tus alimentos de la mejor manera posible.

Si quieres hacer ajustes especiales en función de la comida que guardes o del calor que haga fuera, sigue las recomendaciones que te hemos dejado en los puntos anteriores.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda para ti y que ahora tengas total claridad sobre cómo elegir la temperatura ideal para tu nevera.