932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

¿Hay agua en el suelo? ¡Tal vez tu nevera pierde agua!

16 diciembre 2020

Sin lugar a dudas, el frigorífico se ha convertido en una pieza central dentro de los hogares modernos y resulta indispensable para la ejecución de nuestras rutinas diarias. Es por esto que cuando una nevera pierde agua, nuestro mundo se pone de cabeza y necesitamos hallar una solución lo más pronto posible.

Los motivos por los que tu frigorífico está perdiendo agua pueden ser variados, por lo que es necesario tomar algunas consideraciones básicas.

Comienza por respirar y por recordar que este tipo de problemas no son tan extraños y que posiblemente no sea nada tan grave. Por lo demás, en este artículo tendrás a tu disposición toda la información que necesitas para evitar que el problema empeore.

Resulta indispensable mencionar que nuestra primera recomendación es ver si tu aparato tiene todavía su garantía en período de validez. En el caso de que esta ya esté caducada, te invitamos a contactar con un servicio de reparación de neveras que pueda brindarte la tranquilidad que necesitas.


Sin más que agregar ¡Vamos al lío!

Cómo darse cuenta de que la nevera pierde agua

Aunque no lo creas, dentro de las averías de frigoríficos más comunes se encuentran las fugas de agua. A final de cuentas, la aparición de líquido puede venir desde diferentes partes de la estructura de tu electrodoméstico, por lo que hay que prestar mucha atención a todas las señales que este nos brinda.

Una de las causas más comunes se encuentra en la zona del drenaje. En los frigoríficos es fundamental contar con un agujero de drenaje que canalice el agua hacia la bandeja de evaporación.

Sin embargo, cuando este conducto se obstruye, tu nevera puede comenzar a perder agua y formar esos charcos tan molestos en tu cocina.

Siguiendo en esta línea, en el caso de que el agujero de drenaje funcione sin ningún tipo de problemas y no existan obstrucciones, tendremos que fijarnos en la bandeja de drenaje que mencionamos anteriormente.

A final de cuentas, en el interior de esta se deposita el agua drenada, por lo que cualquier fisura en su superficie podría estar ocasionando las pérdidas.

Es importante recordar que estos fallos son transversales y que incluso un frigorífico no frost pierde agua si presenta averías como las señaladas. Por lo tanto, te recomendamos mantenerte atento y así solucionar cuanto antes esta clase de desperfectos.

¡Otras causas de fugas de agua en tu frigorífico!

Si tu frigorífico pierde agua y no has podido identificar ninguno de los fallos mencionados en los párrafos previos, aquí te mencionamos algunos elementos que también es bueno tener en cuenta.

Una de las causas de la pérdida de agua puede estar en el mal funcionamiento de las puertas, encargadas de mantener el hermetismo al interior de tu electrodoméstico.

Revisa cuidadosamente las gomas que recubren las puertas y fíjate si mantienen un nivel de firmeza aceptable. En el caso de que ya estén muy gastadas, es posible que la pérdida de agua se deba a la condensación de la humedad exterior.

Ten en consideración que unas puertas en mal estado no solo ocasionará fugas de agua, sino que también podrían poner en riesgo la correcta conservación de tus alimentos y disparar las facturas de la electricidad.

¿Por qué tu frigorífico no frost pierde agua?

Previamente te comentamos que los frigoríficos no frost también pueden perder agua, ya que su mecanismo de funcionamiento básico tiene principios muy similares al resto de productos de este tipo.

Sin embargo, también es cierto que si tu frigorífico cuenta con este tipo de tecnología, las causas serán un tanto más acotadas.

El hecho de que estos electrodomésticos no generen hielo, nos invita a pensar que, en caso de fuga de agua, lo más probable es que esto ocurra por algún desperfecto en la zona de drenaje.

¿Cuáles son las causas de una nevera que pierde agua por debajo?

Si tu nevera pierde agua por debajo, también es posible que se deba a la presencia abundante de hielo en su interior. Esto evidentemente no ocurre en frigoríficos no frost, por lo que en caso de que el tuyo cuente con ese recurso, no deberías tener este problema.

En el caso de que tu frigorífico sí tenga la tecnología no frost y aun así esté acumulando hielo en sus paredes, es momento de preocuparse. Esto podría ser una señal de que la función que evita la formación de solidificación del agua esté fallando, por lo que sería conveniente tomar acciones al respecto.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda para ti y que consigas descubrir los motivos por los cuales tu nevera pierde agua. Como siempre, recuerda que la mejor alternativa será contactar con un equipo profesional como el de Sobre Seguro y así evitar que los problemas vayan a más.