932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

Hacer el mantenimiento del lavavajillas

2 agosto 2021

Debido a la importancia que ha adquirido al interior de los hogares modernos, el mantenimiento del lavavajillas se convierte en una tarea indispensable para la normal fluidez de nuestras rutinas diarias.

Como cualquier otro electrodoméstico, este requiere de atenciones periódicas para así evitar desperfectos y asegurarnos de que su funcionamiento se mantenga en óptimas condiciones.

En este artículo te enseñaremos cómo hacer el mantenimiento del lavavajillas de forma adecuada, prolongando así su vida útil y brindándote la seguridad de que tu aparato te acompañará durante largos años.

Por supuesto, si tienes problemas con tu electrodoméstico y tu garantía ya ha expirado, te invitamos a que contactes con el equipo de expertos en reparación de lavavajillas que SobreSeguro pone a tu disposición.

Dicho esto ¡vamos a lo importante!

¿Hay trucos para el mantenimiento del lavavajillas?

En SobreSeguro no nos gusta mucho hablar de trucos de mantenimiento para lavavajillas, sino que de protocolos o pautas que pueden ayudar a conseguir el objetivo central de estas tareas: prolongar la correcta funcionalidad del aparato.

Antes de realizar mantenimiento al lavavajillas, procura desconectarlo de la fuente de alimentación eléctrica y cortar la llave de paso.

Dicho esto, existen 3 elementos que deben ser atendidos periódicamente de forma obligatoria.

  • Filtro
  • Brazos rociadores
  • Conexión al suministro de agua

Para limpiar el filtro será necesario abrir el lavavajillas y retirar esta pieza del lugar en el que se encuentra. Por lo general está en el centro del aparato y podrás reconocerla por su forma circular y su estructura similar a una rejilla.

Remuévelo girando en dirección contraria a las agujas del reloj. Una vez lo tengas en tus manos podrás quitar todos los restos de comida que se hayan acumulado en su interior y, posteriormente, realizar un lavado profundo con agua y jabón.

En el caso de los brazos rociadores, lo más importante será tratarlos con extrema precaución y delicadeza, para así evitar posibles daños en su estructura.

Comprueba que los orificios estén desbloqueados. Si notas que hay mucha cal impidiendo un correcto flujo del agua, es posible que sea necesario remover las piezas y tratarlas con mayor detención.

Finalmente deberás atender el suministro del agua y revisar que las válvulas estén totalmente despejadas. Aquí también encontrarás incorporado un filtro, por lo que te recomendamos centrar tu atención en él.

Asegúrate de que la manguera esté desenrollada y que no existan elementos obstaculizando el flujo del agua.

Una vez que hayas terminado con todos los procedimientos señalados, puedes volver a conectar tu lavavajillas a la fuente de energía eléctrica y abrir nuevamente la llave encargada del suministro de agua.

Recuerda que si percibes problemas o averías en el lavavajillas, siempre puedes ponerte en contacto con nuestros técnicos y conseguir la ayuda que necesitas.

Por qué la limpieza es tan importante en el mantenimiento del lavavajillas

Como en muchos de los electrodomésticos actuales, el mantenimiento del lavavajillas resulta indispensable a la hora de prolongar su correcta funcionalidad.

Hablando en términos prácticos, un lavavajillas con el filtro sucio o cuyo suministro de agua se vea entorpecido por la presencia de suciedad, no te ofrecerá un lavado óptimo de tus utensilios de cocina.

A final de cuentas, el lavavajillas se ha posicionado como un indispensable dentro de nuestras cocinas debido a la gran eficiencia en el consumo de agua y electricidad, por lo que limitar su funcionamiento resulta bastante contraproducente.

Aprovechamos de comentarte que las técnicas de mantenimiento que hemos compartido contigo deberían ser aplicadas, idealmente, al menos una vez por mes.

En caso de que tengas dudas sobre los procedimientos que te hemos mencionado o sospeches que tu lavavajillas no funciona como debería, por favor ponte en contacto con nuestros técnicos especializados.

Previene los daños y haz un mantenimiento preventivo

Realizar un mantenimiento preventivo del lavavajillas puede ahorrarte un montón de dolores de cabeza y ayudarte a que tu electrodoméstico funcione de la mejor manera durante el mayor tiempo posible.

Es por esto que, antes de terminar, te daremos algunos consejos que te ayudarán a evitar averías en tu lavavajillas.

En primer lugar, no sobrecargues el interior del electrodoméstico con tu menaje, puesto que podrías obstruir el funcionamiento de los brazos y no lograr una limpieza adecuada.

También es importante que limpies periódicamente los restos de comida que puedan quedar en su interior, para así evitar atascos.

Finalmente queremos advertirte sobre el uso abusivo del detergente. Muchas veces creemos que si utilizamos más jabón, mejor será la limpieza. Sin embargo, esto no es correcto y podría tener efectos adversos.

Por lo tanto, te recomendamos utilizar las cantidades recomendadas por cada fabricante y así evitar este tipo de desperfectos.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda para ti y que ahora cuentes con los conocimientos necesarios para realizar el mantenimiento del lavavajillas sin problemas.