932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

¿Qué hacer cuando el lavavajillas no seca?

1 septiembre 2021

Todos queremos que nuestro lavavajillas funcione de la mejor manera posible. Es por esto que, cuando el lavavajillas no seca bien, nos invade una profunda frustración y comenzamos a buscar posibles soluciones al problema.

La verdad es que este mal funcionamiento no siempre será cosa de una avería en el aparato, sino que, en muchas oportunidades, se puede deber simplemente a una mala gestión de nuestra parte.

Pero tranquilo. En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre este inconveniente tan común y qué puedes hacer tú para lograr un mejor rendimiento del electrodoméstico.

Aprovechamos de comentarte que siempre puedes contar con nuestro equipo de expertos en reparación de lavavajillas, quienes atenderán de forma rápida y oportuna cualquier tipo de problema que surja en este.

Dicho esto ¡vamos a ver por qué mi lavavajillas no seca bien!

¿Por qué el lavavajillas no seca bien?

Existen cuatro grandes problemas que pueden estar afectando el correcto funcionamiento del lavavajillas y que podrían ser resueltos con relativa facilidad por ti mismo. Básicamente, se trata de algunas malas prácticas que a veces incorporamos al proceso de lavado y que no aportan más que perjuicios al resultado obtenido.

El primero de ellos es el programa de lavado. Muchos usuarios ni siquiera se han puesto al día con los diferentes modos de limpieza que ofrece el lavavajillas, apelando siempre a los programas más cortos.

Sin embargo, si bien estos ciclos de lavado ayudan a reducir enormemente el tiempo de uso del electrodoméstico, también ofrecen un margen menor de minutos para lograr un secado perfecto.

En segundo lugar tenemos la ausencia de abrillantador, una de las causas más comunes y que podría ser la respuesta a por qué el lavavajillas no seca bien. Al utilizar un producto de este tipo, acelerarás enormemente el proceso de secado y es posible que notes diferencias al finalizar los programas de lavado.

El tercer punto en esta lista es el prelavado. Muchas personas cometen el error de pasar la esponja con detergente antes de introducir su menaje en el lavavajillas, lo que en muchas ocasiones resulta contraproducente.

No solo por el doble trabajo que significa, sino también porque incentiva la creación de espuma y dificulta tanto el enjuague como el secado.

Finalmente, está el problema de la ventilación, que puede ser determinante en la correcta evaporación del agua.

Si tienes un lavavajillas que no seca, quizás una buena idea sea abrir ligeramente su puerta al terminar el programa de lavado, para que así la temperatura ambiente ayude a la correcta disipación del agua y que esta no vuelva a condensarse en el interior.

En el caso de que las propuestas anteriores no funcionasen y tengas sospechas de que algo no va bien con tu electrodoméstico, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de SobreSeguro.

Tu lavavajillas no calienta el agua y no seca: ¿Qué hacer?

Como equipo de profesionales, sabemos que los problemas no terminan aquí y que pueden aparecer otro tipo de complicaciones. Sin ir más lejos, hay casos en los que el lavavajillas no calienta el agua y no seca, volviendo totalmente inútiles los diferentes programas de lavado.

En estos casos lo mejor que puedes hacer es fijar tu atención en las resistencias y revisar que no estén rotas ni sucias. Para que entiendas a qué parte del aparato nos referimos, las resistencias son aquellas barritas de metal que hay al interior del lavavajillas, encargadas de calentar el agua.

También puede ser que el relé de seguridad se haya estropeado. En términos sencillos, este es uno de los reguladores de la temperatura y su función es apagar o encender las resistencias a determinadas temperaturas.

Quizás puedas encontrar más información relevante sobre estos y otros temas en nuestro artículo sobre por qué el lavavajillas no lava bien.

Finalmente debemos hablar sobre las placas de control. Se trata de la encargada de hacer funcionar las diferentes piezas que componen el lavavajillas, por lo que una avería en esta podría inutilizar varios elementos, incluidas las resistencias.

Problemas de un lavavajillas que no seca bien

Si has llegado hasta este punto es porque no seca el lavavajillas y porque las respuestas anteriores no te han ayudado a encontrar una solución clara.

De ser este el caso, es posible que exista algún desperfecto importante en tu electrodoméstico y que el problema no vayas a poder solucionarlo por tus propios medios.

Si crees que este es tu caso, lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con un equipo de profesionales como el que te ofrece SobreSeguro y encontrar una solución rápida a todos los problemas de tu lavavajillas.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda para ti y que hayas descubierto qué hacer cuando el lavavajillas no seca.