932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

El lavavajillas de tu cocina no calienta el agua: ¡Aquí las causas del problema!

1 febrero 2021

Uno de los electrodomésticos que mayor impacto tiene en nuestra gestión del tiempo es el lavavajillas. Lo mejor de todo es que no solo nos ayuda a reducir la cantidad de minutos que nos pasamos fregando, sino que también supone un importante aumento en la eficiencia con la que utilizamos el agua.

Es por todo lo anterior que cuando este comienza a fallar, la actividad de nuestra cocina y de todo nuestro hogar se ve enormemente afectada.

Independiente del problema con el que estés lidiando en estos momentos, en SobreSeguro siempre recomendamos a nuestros lectores ponerse en contacto con un servicio técnico de lavavajillas que les ayude a encontrar una solución adecuada.

Trabajando con un equipo profesional evitarás que los problemas se agraven y podrás recuperar cuanto antes la plena funcionalidad de tu lavavajillas.

Qué hacer cuando tu lavavajillas no calienta el agua

Uno de los problemas más comunes que puedes encontrarte es que tu lavavajillas no calienta el agua. Esto supone un importante traspié, puesto que la mayor efectividad del detergente se alcanza cuando se combina con altas temperaturas.

Lo primero que tendrás que hacer frente a una situación como esta es comprobar que el lavavajillas se encuentra bien configurado y que estás seleccionando el programa adecuado.

Por muy evidente que pueda parecerte lo anterior, te sorprendería la cantidad de problemas de este estilo que se solucionan buscando el camino más sencillo. Recuerda que algunos lavavajillas tienen programas de prelavado, los cuales simplemente aclaran en frío y podrían dar la sensación de que tu electrodoméstico no funciona de forma adecuada.

Qué problema puede tener cuando el lavavajillas no calienta el agua

Sabemos que un lavavajillas que no calienta el agua es un problema que debe ser atendido cuanto antes. Es por esto que queremos ayudarte a encontrar las causas y que así puedas tomar las acciones adecuadas en función de la gravedad de la avería que tengas ante ti.

La causa más probable y habitual se encuentra en la llamada resistencia. Se trata de la pieza encargada de calentar el agua, por lo que si esta pieza no es capaz de alcanzar las temperaturas deseadas, nuestro lavavajillas no podrá limpiar como es debido.

Otro motivo que podríamos tener como culpable de este funcionamiento errático tiene relación con el relé de seguridad. En términos sencillos, se trata de un regulador termostático que evita que la resistencia se caliente más de lo que debería o supere las temperaturas para las que ha sido programada.

Finalmente debemos tener en consideración la posibilidad de que existe algún fallo en la placa de control. Como bien lo indica su nombre, es la encargada de enviar instrucciones a las diferentes piezas del lavavajillas, por lo que su mal funcionamiento podría evitar que el agua se calentara como es debido.

El lavavajillas no calienta el agua: ¿Puede ser el termostato?

Uno de los principales sospechosos cuando tu lavavajillas no calienta el agua es el termostato. Esto se debe a que es el encargado de decirle al sistema si se necesita mayor o menor temperatura, instrucciones que no puede entregar si su estructura se encuentra deteriorada.

Para poder estar completamente seguros de que es el termostato el que no está cumpliendo con su parte podemos tomar una serie de acciones. La primera consistirá en comprobar que el agua caliente funciona sin problemas en tu cocina y que se trata de un problema exclusivo del lavavajillas.

Si tienes certeza de que no hay problemas con tu suministro de agua en esa zona de tu casa, puedes pasar a realizar algunas pruebas. Dependiendo de lo moderno que sea tu electrodoméstico, es posible que disponga de una función para diagnóstico que permite identificar errores en su funcionamiento. Si lo tienes ¡úsalo!

En el caso contrario, te recomendamos programar un ciclo corto de lavado y subir al máximo la temperatura de tu lavavajillas. Si el lavavajillas no es capaz de terminar con el programa, es muy posible que la causa se encuentre en el termostato.

Otros problemas que pasan en los lavavajillas

Si tu lavavajillas presenta otros problemas que no has sido capaz de identificar, podemos darte un par de opciones más para que tengas en mente. No se relacionan necesariamente con la temperatura del agua, pero sí que interfieren con el normal funcionamiento de tu lavavajillas.

Una avería que podrías estar experimentando se encuentra en el sensor de presión, el cual se encarga de controlar el flujo del agua y la presión con la que esta se mueve al interior del electrodoméstico.

También podrías tener problemas con el filtro de obstrucción, el cual cumple un rol esencial en el correcto desempeño de tu lavavajillas. La acumulación de suciedad y restos en esta pieza puede desencadenar bloqueos que entorpezcan la circulación del agua y evitar un lavado óptimo.

Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado y que puedas solucionar cuanto antes cualquier tipo de problema con tu lavavajillas.