932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

¿Por qué tu lavavajillas hace ruido pero no funciona?

22 marzo 2021

Uno de los momentos más alarmantes con los que podemos encontrarnos es cuando nuestro lavavajillas hace ruido pero no funciona.

Todos sabemos lo útil que son estos electrodomésticos cuando se trata de ahorrar tiempo, agua y nuestra energía, por lo que tenerlos en óptimas condiciones es siempre una prioridad.

En el caso de que tu lavavajillas se enciende y hace ruido, pero al apagarse te das cuenta de que todos tus utensilios de cocina siguen sucios, es muy probable que haya problemas con la alimentación del agua.

Para corroborar esto puedes revisar la manguera de entrada y evitar que esté doblada. Asimismo, es importante revisar que el filtro no presente obstrucciones.

Si estas opciones no dan solución al inconveniente, quizás el problema se encuentre en cosas más técnicas.

Si tienes problemas con tu lavavajillas y crees que algo podría estar fallando en su interior, te invitamos a que te pongas en contacto con el equipo de profesionales de SobreSeguro, expertos en reparación de lavavajillas.

¿Todavía quieres saber más sobre estos temas? A continuación te dejamos algunas ideas que podrían ayudarte a despejar dudas y determinar las posibles averías de tu lavavajillas.

Y si funciona ¿por qué hace ruido al lavar?

Otro caso que puede quitarte el sueño es cuando tu lavavajillas hace ruido al lavar. Sí, podrás pensar que siempre hace ruido durante el programa de lavado, pero cuando algo se estropee ten por seguro que lo notarás a través de los sonidos generados.

Al igual que cuando tu lavadora hace mucho ruido, aquí también son varios agentes los que podrían estar provocando este tipo de inconvenientes.

Lo más normal es que algún cubierto u otro elemento introducido para el lavado se encuentre obstruyendo el giro de las aspas.

Sin embargo, habrá momentos en los que el origen del ruido sea menos evidente y debas buscar alternativas. El motor puede tener piezas sueltas en su estructura externa, la bomba podría estar rota o la válvula de entrada podría estar ocasionando movimientos agresivos en el tubo al transportar el agua.

¿Cómo darse cuenta que su lavavajillas no para de lavar?

Resulta evidente que, pensar que estamos ante un lavavajillas que funciona con normalidad y finalmente encontrarnos con que nuestra vajilla sigue igual de sucia, puede ser muy frustrante.

Lamentablemente, no hay una manera 100% efectiva de determinar que el lavavajillas no para de lavar, por lo que todo recaerá en lo bien que conozcas los sonidos que este realiza en un programa ejecutado de manera habitual.

Si te ha tocado que en repetidas ocasiones tu electrodoméstico no ha conseguido llevar a cabo su labor, te invitamos a que contactes con el servicio técnico de SobreSeguro y consigas así una solución rápida y efectiva.

¿Por qué el lavavajillas no se enciende?

Son muchos los motivos por los que tu lavavajillas podría no estar encendiendo.

Digamos que lo primero que deberías hacer es comprobar que la conexión de energía eléctrica está activa y que el enchufe no ha sufrido ninguna clase de deterioro ni se ha soltado de la toma de corriente.

El resto de inconvenientes adquieren una complejidad técnica mayor, puesto que podría haber inconvenientes con los fusibles e incluso alguna falla en los cables encargados de brindarle energía a tu aparato.

Por supuesto, siempre hay una posibilidad de que simplemente sea un cierre inadecuado de la puerta o que el botón de encendido haya perdido su conexión.

Independiente del caso, evita realizar acciones sobre las cuales no tengas mucho conocimiento, puesto que así los técnicos podrán realizar un diagnóstico más acertado de lo que ocurre al interior de tu lavavajillas.

¿Qué hacer cuando el motor del lavavajillas no arranca?

Si te enfrentas a la incómoda situación de que el motor del lavavajillas no arranca, presta mucha atención a estos datos.

El primer motivo por el cual ocurre esto se encuentra en los objetos que podrían estar bloqueando el giro de las palas que tiene el motor. Puede ser cualquier cosa; desde un hueso de aceituna, hasta el trozo de cristal de un vaso roto.

En segundo lugar, existe la opción de que la grasa lubricante que facilita el movimiento del motor se haya gastado. Esta suele coger una textura viscosa que, en vez de ayudar, evita el correcto funcionamiento del motor.

Para localizar el motor y corroborar las causas, tendrás que desmontar tu lavavajillas y quitar los paneles laterales exteriores. De esta manera deberías tener visión de los elementos internos, incluido el motor.

Cuando lo tengas delante, comprueba que puedas hacerlo girar moviéndolo con un destornillador. Tras desbloquearlo, tu lavavajillas debería volver a funcionar con normalidad.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a resolver algunas de las dudas que se generan cuando tu lavavajillas hace ruido pero no lava. Recuerda que siempre puedes contactar con el equipo de SobreSeguro para encontrar una solución a estos problemas y evitar que tu rutina diaria se vea afectada.