932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

¿Cuánto consume poner una secadora en tu casa?

30 abril 2021

Saber cuánto consume una secadora es fundamental al momento de evaluar si de verdad nos compensa tener un aparato de estos en casa.

Es evidente que su función resulta de lo más beneficiosa para la gestión de las tareas del hogar, sobre todo si consideramos el enorme ahorro de tiempo que significa en desmedro del clásico secado con tendederos.

Sin embargo, como consumidores, no debemos cantar victoria tan rápidamente.

Para llevar a cabo estos ciclos de secado, las secadoras tendrán que estar conectadas a la energía eléctrica y, por lo tanto, contribuirán al incremento de las facturas de la luz.

Pero ¿realmente consumen tanto?

En este artículo aclararemos todas las dudas que puedas tener sobre el consumo de una secadora, con información veraz y contrastada por nuestro equipo de profesionales especializados en la reparación de secadoras.

¡Vamos a ello!

¿Cuál es el consumo de una secadora?

Lo primero que debes tener en cuenta es que el consumo de tu secadora variará en función del tipo de electrodoméstico que hayas comprado.

Actualmente existen tres tipos de secadoras en el mercado:

  • secadoras de evacuación;
  • secadoras de condensación;
  • secadoras con bomba de calor.

Cada una de estas utiliza mecanismos diferentes para lograr secar tus prendas de forma rápida y eficiente. Si bien todos estos métodos logran su cometido de buena manera, el consumo energético requerido varía enormemente.

En el caso de las secadoras de evacuación, que utilizan una salida de aire para eliminar la humedad de la ropa, su consumo es de 4,8 kWh para una carga de 8 kilos. Si bien son el modelo de secadora más económico del mercado, también son las menos prácticas y las que mayor consumo eléctrico provocan.

Por su parte, las secadoras de condensación, consumen 4,2 kWh por cada ciclo de lavado de 8 kilos. Estas calientan el aire a través con ayuda de resistencias eléctricas y condensan la humedad en un recipiente al interior de la secadora.

Las secadoras con bomba de calor siguen el mismo principio anterior, condensando la humedad en un compartimiento especialmente destinado a ello. Sin embargo, prescinden de las resistencias y hacen uso de un motor eléctrico.

Gracias a este moderno mecanismo, su consumo baja hasta 2,2 kWh por cada ciclo de lavado de 8 kilos, bastante por debajo de sus homólogas. Como ventaja añadida, si bien esta secadora hace ruido al girar, es bastante más silenciosa que el resto de modelos.

Pero esto no es todo.

Dentro de cada tipo de secadora señalada, existen diferentes certificaciones de eficiencia energética que dan cuenta acerca del consumo específico que tendrá cada producto.

En la actualidad nos encontramos con etiquetas que van desde la D hasta la A+++. A estas alturas, casi ningún electrodoméstico viene clasificado dentro del rango más bajo y todos los fabricantes enfocan sus procesos de desarrollo en alcanzar como mínimo la clasificación A.

Debemos decir que, a pesar de que a partir de la última certificación señalada los consumos son aceptables, las diferencias son enormes a medida que se avanza de rango.

Ahora que ya sabes todo sobre los diferentes tipos de secadora, podemos seguir y revisar algunos tips para regular el consumo de energía en tu hogar.

¿Cuánto puedo ahorrar en consumo energético con una secadora?

Independiente del tipo de secadora que hayas adquirido, o que vayas a adquirir, también es importante tener en consideración que el usuario puede influir en el gasto energético de sus electrodomésticos.

Un punto crucial es mantener la secadora en óptimas condiciones y evitar que su funcionamiento se vaya deteriorando con el tiempo. Para esto, ten a mano siempre un servicio técnico de calidad y soluciona rápidamente cualquier indicio de desperfecto.

También es importante, por ejemplo, que no utilices la secadora para todo.

En verano podemos encontrar buenas temperaturas en el ambiente, por lo que el clásico tendedero puede darte excelentes resultados. En esta época del año, la ropa se seca en cuestión de pocas horas y una secadora solo debería ser programada si estás dispuesto a asumir el gasto o si requieres de un secado urgente para determinadas prendas.

Otro elemento a tener en cuenta es la capacidad de la secadora. Evita programar un ciclo para dos camisetas y un pantalón, o cargar su tambor con más peso del recomendado.

Por otro lado, recuerda que existen programas de secado diferentes para cada tipo de tejido. Fíjate muy bien en no mezclar prendas cuyos materiales difieran demasiado, puesto que la secadora tendrá que esforzarse más para lograr un correcto resultado.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda para ti y que aprendieras de forma precisa cuánto consume una secadora en la actualidad. Para cualquier duda extra que tengas, te invitamos a que te pongas en contacto con el equipo de profesionales de SobreSeguro y así encuentres solución a todos tus problemas.