932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

¿Por qué el congelador de mi cocina no congela?

30 octubre 2020

La óptima conservación de los alimentos es un tema central en la vida del ser humano desde hace milenios. Por suerte, en nuestros días contamos con frigoríficos que nos ayudan a cubrir esta necesidad de manera fácil y sencilla, evitando que nuestra comida se pudra y deba ser desechada.

Sin embargo, no siempre todo marcha tan bien como nos gustaría. Una de las situaciones más frustrantes, y más habitual de lo que crees, se presenta cuando el congelador no congela, dejando todos nuestros alimentos expuestos a la putrefacción.

Lo más complicado de esto es que las causas del mal funcionamiento de nuestro aparato pueden ser muchas, por lo que encontrar una solución puede convertirse en un auténtico dolor de cabeza.

Antes de centrarnos en los posibles fallos que pueden estar ocasionando estos problemas en tu frigorífico, te recomendamos que ante el menor indicio de avería acudas con un servicio técnico de congeladores y evites que estas vayan a más.

Mi congelador no congela solo enfría

Posiblemente te estés preguntando ¿qué hago si mi congelador no congela y solo enfría?

Lo primero que debes tener en consideración cuando tu congelador comience a fallar, es que por tu parte estás cumpliendo con todas las buenas prácticas que se recomiendan con respecto a los frigoríficos.

Básicamente hablamos de revisar que la potencia del aparato esté dentro de los parámetros adecuados, que no hayas instalado el electrodoméstico en una zona donde esté expuesto a las altas temperaturas del exterior y que sus paredes interiores no presenten grandes capas de hielo que puedan dificultar la acción del frío.

Por otro lado, en el día a día será crucial que no llenes de forma súbita su interior y que no introduzcas en este alimentos que todavía estén calientes.

Si crees que cumples a cabalidad con estas sencillas acciones, entonces es muy probable que el fallo se encuentre en algunas de las piezas que ayudan a la generación del frío y a la correcta conservación de este.

¿Por qué es un problema cuando el congelador no congela bien?

Evidentemente, si tu congelador no congela bien, lo más preocupante será la conservación de tus alimentos.

Tanto el pescado como la carne pueden albergar microbios y bacterias que son muy perjudiciales para la salud del ser humano, como es el caso de los anisakis o el toxoplasma gondi.
Estos alimentos requieren alcanzar temperaturas inferiores a los 18º C y mantenerlas constantes durante varios días para volverse completamente inocuos. Por lo tanto, un congelador en mal estado representa un riesgo importante y no debe ser tomado a la ligera en ningún caso.

¿Cómo me doy cuenta que mi congelador no congela?

En términos prácticos, no hay grandes secretos a la hora de descubrir que tu congelador no está funcionando como debería. Lo más probable es que te des cuenta de forma súbita, cuando al abrir tu congelador para coger algún alimento notes que este no se encuentra tan frío o sólido como sueles encontrarlos.

Es importante que tengas en mente que este es un proceso gradual y que, si la temperatura ha disminuido al interior de tu congelador, es posible que el problema ya lleve unas cuantas horas o días.
Para realizar un diagnóstico adecuado es imprescindible que cuentes con la ayuda de un profesional, sobre todo si consideramos que este tipo de inconvenientes activan de forma inmediata una cuenta regresiva para todos tus alimentos.

¿Qué hago con el congelador que no congela?

Posiblemente todavía te estés preguntando “¿por qué mi congelador no congela?”. Lo cierto es que, como mencionamos al principio del artículo, la respuesta podría estar en algún tipo de avería.

Así como puede tratarse simplemente de un fallo en las gomas que recubren las puertas, también podrías estar en presencia de un motor descompuesto, incapaz de generar el frío que tus alimentos necesitan.

Otras alternativas se encuentran en el mal funcionamiento del termostato que se encuentra incluido en tu congelador o en la pérdida de gas refrigerante a través de una fisura en los conductos que permiten su transmisión.

Independiente del caso, si ves que tu comida comienza a descongelarse, no dudes en ponerte en contacto con Sobre Seguro y así encontrar una solución rápida y profesional a cualquier avería que presente tu electrodoméstico.