932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

¿Cuáles son las averías más comunes en los hornos eléctricos?

18 diciembre 2020

Para desplegar todo nuestro talento culinario es necesario contar con algunas condiciones mínimas. Uno de los recursos indispensables a la hora de cocinar es el horno eléctrico, cuya eficiencia energética e impecable funcionalidad, son aliados perfectos para lograr los sabores que buscas.

Debido a las altas temperaturas con las que se trabaja en estos electrodomésticos, estos suelen estar expuestos a diferentes tipos de fallos. Con el paso del tiempo, no será extraño que te encuentres averías en hornos eléctricos, sobre todo si los utilizas regularmente.

Si este es tu caso, lo primero que debemos recomendarte es que contactes con un servicio de reparación de hornos como el que te ofrece Sobre Seguro. Con un equipo profesional a cargo del incidente, podrás encontrar una solución efectiva al problema y evitar que se produzcan nuevas averías.

Con esto en mente, te invitamos a que revises junto a nosotros algunos de los principales problemas que podrían aparecer en tu horno eléctrico y que así puedas identificar con rapidez cuáles son las acciones que debes tomar. ¡Vamos a ello!

¿Cómo te das cuenta de que hay averías en el horno eléctrico?

Como en todas las experiencias de la vida humana, a la hora de detectar incidencias en nuestros hornos eléctricos será necesario confiar en nuestros sentidos. De forma particular, deberemos poner en alerta nuestros ojos y nuestros oídos.

A través de la vista podrás descubrir algunos de los problemas más comunes. La ausencia de luz durante el funcionamiento de tu horno eléctrico será un indicio claro de que algo falla, aunque posiblemente solo se trate de unas bombillas quemadas.

Por otro lado, deberás fijarte en las zonas desde las que se produce el calor, puesto que estas tendrán colores muy características en función de su estado. Si notas incandescencia irregular en estos tubos o no aprecias el más mínimo indicio de cambio de color al encender tu horno, es momento de activar las alarmas.

Si este es tu caso, lo más probable es que te toque buscar reemplazo a las piezas dañadas.

Como puedes ver, estas averías son de baja gravedad y tienen una solución bastante sencilla, sobre todo si se hace cargo del trabajo un experto en reparaciones de hornos. Sin embargo, cuando se trata del oído, puedes encontrar algunas cosas un tanto más complicadas.

Si al encender el horno eléctrico notas un pequeño clic, es posible que el diferencial esté saltando. Esto se traduce en que la tensión eléctrica se manifiesta por la presencia de alguna resistencia en mal estado.

Lo más interesante es que no solo la presencia de ruidos es un síntoma negativo, sino que también lo es la ausencia de estos. Como sabrás, todos los hornos traen incorporado un ventilador, el cual debe emitir un leve sonido al girar.

En el caso de que no oigas nada o el sonido se torne irregular, puede que la causa de tu problema se encuentre precisamente en dicha pieza.

Las peores averías que pasan en un horno eléctrico

Cuando hablamos de averías en un horno eléctrico, evidentemente existen situaciones más complicadas que otras. De lo que hemos visto hasta ahora, salvo el salto del diferencial, el resto son problemas de menor envergadura.

Si hablamos de averías de gravedad, nos vamos directamente a aquellos fallos que impiden el funcionamiento general del horno. Por ejemplo, los problemas con la alimentación eléctrica no te permitirán siquiera encender tu electrodoméstico.

Por otro lado, existen averías que pueden poner en peligro la integridad física tuya y de tu familia. Hay que tener especial cuidado con las averías en los termostatos, en los relés de seguridad y en el sistema de cierre de la puerta.

Cualquiera de estos elementos podría provocar que el calor se salga de control y que entre en contacto con su entorno.

¿Qué hacer cuando tu horno no calienta?

Cuando un horno no calienta pueden haber problemas en diferentes piezas de su estructura.

En estos casos deberás centrar tu atención en algunos de los puntos que te hemos comentado anteriormente, como la alimentación eléctrica, los termostatos, la puerta, los relés de seguridad y las resistencias.

Otro elemento que podría estar generando esta disfunción es el reloj. Si este no es capaz de realizar su tarea dentro del proceso, pasarás a tener un horno eléctrico totalmente inútil.

Otras averías que pueden pasar con tu horno

Por supuesto, todas las averías que hemos nombrado a lo largo de este artículo no son las únicas que pueden aparecer en tu día a día. Si estás frente a un funcionamiento errático o derechamente tu horno no funciona, puedes intentar detectar algunos de los fallos que ya conoces.

Sin embargo, la mejor solución será siempre ponerte en contacto con el equipo de especialistas de Sobre Seguro y conseguir un diagnóstico acertado cuanto antes.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda para ti y que logres identificar las averías que tu horno eléctrico puede tener.