932382358 LLAME AHORA,  SERVICIO TELEFÓNICO: LUNES A VIERNES 8.00 – 20.00. ESCRÍBENOS LAS 24H.

El aire acondicionado huele mal: ¡Descubre por qué!

10 agosto 2020

Una de las herramientas más efectivas para capear los embates del calor en verano son las máquinas de aire acondicionado. Estas nos ofrecen una solución elegante y de gran eficiencia, tanto en casas, oficinas o coches, evitando así que nuestros cuerpos sufran los efectos de las altas temperaturas.

Sin embargo, estos electrodomésticos no siempre funcionan bien y el descuido en su mantenimiento puede llevar a que nos jueguen malas pasadas. Uno de los problemas más frecuentes que podemos encontrar es cuando el aire acondicionado huele mal y genera un hedor que compromete la hospitalidad de las estancias.

Si este es tu caso, te invitamos a que no pierdas la calma. En este artículo te enseñaremos algunos de los motivos que pueden estar causando este mal funcionamiento en tu aparato, para que así puedas tomar acción y contactar con un servicio técnico de reparación de aire acondicionado en caso de ser necesario. Si tu aire acondicionado no está funcionando de la forma que esperas, ponte en contacto con nuestro equipo de técnicos y recibe la solución que buscas.

Principales causas del mal olor en el aire acondicionado

Son muchas las causas que pueden estar provocando el mal olor del aire acondicionado, por lo que deberás prestar atención a diferentes elementos si lo que quieres es evitar estos problemas en el futuro.

En la actualidad reconocemos dos grandes factores. Es importante entender que tu máquina de aire acondicionado puede estar absorbiendo el mal olor de una fuente específica o estar produciéndolo en su interior. ¿No entiendes muy bien la diferencia? Tranquilo, que ahora te contamos cómo funciona el asunto.

Para el primero de los casos expuestos debemos fijarnos si en la habitación en la que se encuentra instalado el aparato existen malos olores previos. Si sabemos con seguridad que nosotros no le hemos dado motivos para oler mal, entonces debemos centrarnos en el desagüe al que se conecta nuestro electrodoméstico.

Una de las opciones más recurrentes es que el aire acondicionado esté absorbiendo el mal olor directamente de su desagüe, lugar donde comúnmente se genera humedad.

Hay agua en el suelo? Puede ser tu aire acondicionado! Que se puede hacer cuando tu aire acondicionado pierde agua? Aqui tus soluciones por parar las fugas!

En el segundo caso, podemos encontrar el origen del problema directamente al interior del aparato y que la causa sea la falta de mantenimiento que hemos realizado. Nos referimos de manera específica a los filtros del aire los cuales cumplen un rol crucial en la calidad del aire que produce nuestra máquina.

Lo más recomendable es limpiar periódicamente este filtro y así evitar cualquier tipo de inconveniente cuando llegue el verano. Una limpieza cada 6 o 12 meses puede marcar la diferencia, por lo que te invitamos a que remuevas toda la suciedad, tierra y polvo acumulado en esta zona con frecuencia.

También puedes echar un ojo al ventilador interior y al intercambiador de frío, otras zonas que pueden verse afectadas por el escaso mantenimiento y convertirse en la causa de porque huele mal el aire acondicionado.

¡Mi aire acondicionado huele a vinagre!

Como hemos señalado al comienzo de este artículo, no solo utilizamos esta herramienta para evitar el calor en nuestra casa o en la oficina, sino que también en los traslados que hacemos diariamente.

Un problema que también se presenta con mayor frecuencia de la que quisiéramos se encuentra en el aire acondicionado de los coches. Son muchos los usuarios que reportan la existencia de malos olores a bordo del vehículo, cuestión que resulta bastante incómoda para quien conduce y para los pasajeros.

Aquí nos encontramos con que el aire acondicionado huele mal vinagre, lo que genera desconcierto en las personas. Al igual que en los casos anteriores, esto se puede deber en gran medida a la falta de mantenimiento y a las condiciones que el mismo sistema genera para la proliferación de hongos y bacterias.

El aire acondicionado funciona en base al flujo del agua, lo que va dejando residuos en el interior de los conductos y da lugar a humedades bastante fructíferas para la producción del mal olor.

Es por este motivo que la mejor manera de evitar estos problemas es que sometamos a nuestro aire acondicionado a labores regulares de mantenimiento. En particular te recomendamos que tomes acción un par de veces al año, dejando estas tareas en manos un servicio técnico especializado que garantice buenos resultados.

Esperamos que toda esta información sea de ayuda para ti y que consigas solucionar estos problemas tan incómodos. Ahora que ha llegado el verano estamos seguros de que querrás que tus aparatos funcionen de la mejor manera posible y así evitar las abrasadoras olas de calor.